NoticiasCelebrando 10 años de cámaras de red AXIS a bordo de vehículos en movimiento | Noticias - AP Ingeniería

Celebrando 10 años de cámaras de red AXIS a bordo de vehículos en movimiento

Desde que se lanzó la primera cámara de red del mundo en 1996, la tecnología se ha desarrollado enormemente y ahora tiene una variedad de usos en un número cada vez mayor de sectores. Un área, que al principio era reacia a invertir, pero que desde entonces ha formado mucho terreno, es el transporte.

Las cámaras de red se instalaron por primera vez en vehículos hace 10 años y, en la última década, se han convertido en una parte esencial de la seguridad y protección del transporte. Gracias a las tecnologías que ahora se pueden integrar a las cámaras de red integradas, también ha aumentado la gama de soluciones de las que pueden formar parte: desde el conteo de personas hasta el reconocimiento facial; desde la seguridad hasta la mejora del comportamiento del conductor.

Evolución de la tecnología de cámara a bordo

Una de las consideraciones clave al desarrollar cámaras a bordo es la vida útil de los vehículos para los que se están construyendo. Los vagones de tren a menudo se usan por hasta 40 años, mientras que las cámaras deben reemplazarse cada 7-8 años. Es importante, por lo tanto, que las cámaras puedan ser reemplazadas fácilmente. Para lograr esto, los fabricantes pueden garantizar que las cámaras más nuevas tengan la misma forma y ajuste, de modo que incluso a medida que la tecnología evoluciona, es posible adaptar sin problemas los interiores de los vagones de tren más antiguos.

Las cámaras a bordo tenían que superar una amplia gama de desafíos antes de poder comparar su utilidad con la de sus contrapartes estáticas, y como tal, han incorporado alguna tecnología de vanguardia. Con el paso de los años, se ha mejorado la robustez y fiabilidad de sus componentes mecánicos, al igual que sus capacidades de generación de imágenes. Se han agregado nuevas características que combaten condiciones desafiantes de luz, almacenamiento restringido a bordo y su capacidad para transmitir datos; sin mencionar las características adicionales que exigen quienes buscan mejorar la experiencia del cliente.

Los desafíos de la luz (y de la oscuridad)

Claramente, los vehículos en movimiento se encuentran en un entorno en constante cambio: desde la luz brillante del sol hasta un túnel de tono oscuro o mal tiempo. Incluso en los seres humanos, cuando se pasa de un lugar muy oscuro a un lugar muy brillante, o viceversa, nuestros ojos tardan un poco en adaptarse a las nuevas condiciones de iluminación. Las cámaras se ven afectadas de la misma manera.

Cuando un autobús o un tren sale de un túnel oscuro a la luz del sol brillante, por ejemplo, debe haber menos demoras para adaptarse a los cambios de luz mientras se asegura que todos los detalles forenses sean claramente visibles incluso en las partes oscuras de una escena, sin sobreexposición de las partes brillantes. Para abordar específicamente estas desafiantes escenas, las cámaras incorporadas deben diseñarse con tecnologías avanzadas de procesamiento de imágenes como Wide Dynamic Range (WDR). Existen muchas soluciones WDR disponibles en el mercado, pero, como era de esperar, algunas son mejores que otras, con las soluciones de gama baja a menudo creando anomalías visuales dentro de la imagen que pueden reducir significativamente la usabilidad.

Otro desafío específico para el transporte es que las empresas de transporte de larga distancia, ya sea que operen autobuses o trenes, muy a menudo apagarán las luces durante los viajes durante la noche para que sea más fácil para los pasajeros dormir. Si bien mejora la experiencia a bordo de los viajeros, esto también crea una excelente oportunidad para que se lleve a cabo una actividad delictiva.

Para abordar este problema, las cámaras integradas deben poder ver más de lo que el ojo puede ver; incluso en la oscuridad. Hoy en día, las tecnologías avanzadas de procesamiento de imágenes integradas en algunas cámaras permiten representar y detectar objetos de interés usando colores realistas incluso en condiciones de poca luz. Dichos detalles forenses son vitales para los procesamientos legales, disuadir a los delincuentes y aumentar la seguridad general de los pasajeros.

Capture más detalles con menos espacio de almacenamiento

Una desventaja significativa de los sistemas analógicos heredados era su incapacidad para comprimir video. Cuando se combina con la falta de almacenamiento a bordo disponible, esto llevó a la grabación de material de archivo rápidamente eliminado para crear espacio para las nuevas imágenes. Esto, obviamente, limita la utilidad de las cámaras. Para abordar este problema, los fabricantes buscaron maneras de comprimir las imágenes para ahorrar un almacenamiento valioso. Para lograr este objetivo sin comprometer la calidad y la facilidad de uso del metraje, se introdujeron nuevos códecs más inteligentes. Esto ha permitido un recorte significativo en el espacio de almacenamiento sin dañar la calidad general del video.

El mejor de estos códecs inteligentes funciona al comprimir solo los detalles sin importancia de una escena, como fondos estacionarios, conservando los detalles de todo lo demás que se considera importante, por ejemplo, personas y vehículos en movimiento. El resultado de utilizar tales códecs inteligentes significa que el espacio de almacenamiento limitado en trenes y autobuses solo se llenará con la información que importa. Escenas como vagones vacíos ocuparán casi cero espacio de almacenamiento, mientras que las escenas con pasajeros y vehículos requerirán un almacenamiento mínimo con los detalles máximos de los objetos de interés.

Agregando audio al video

Las cámaras incorporadas con audio conectado agregan valor adicional a las empresas de transporte público. Agregar audio mejora la utilidad de la cámara, ya que puede tomar un registro visual y de audio de cualquier incidente. Tome, por ejemplo, un autobús durante la hora punta donde los ánimos pueden deshilacharse. Aunque una cámara visual podría ver que dos personas están discutiendo, no podría determinar lo que se dice. Con el audio conectado y el posicionamiento inteligente de los micrófonos externos, no solo se puede ver ninguna disputa sino que se puede escuchar. Esta es una herramienta muy útil en la investigación forense después de un evento.

El valor de la Analítica de Datos

As the performance of onboard cameras has been improved by technological advances, they have been integrated with more advanced software that represents a change in the utility of the camera. Onboard network cameras can now also integrate with analytics applications, allowing transportation companies to access valuable data about passenger numbers and use of public transport, optimizing services and staffing.

Such software has a wide range of applications in the transport sector, with particular demand for additional security functionality. In recent years, transport police have become concerned with unattended luggage and suspicious packages left on public transport. Cameras can be equipped with software that recognizes left luggage. As a result, police and other security services have extra help in detecting suspicious packages and can respond quicker.

Security features don’t stop there. Many times, after criminals have committed a crime, to avoid being caught they try to blend into crowds and escape via public transportation. Onboard cameras, on trains or buses, can be embedded with facial recognition software that would allow authorities to identify and arrest criminals before they flee too far.

Seguridad para pasajeros y conductores

Tristemente, de vez en cuando, los conductores cometen errores con consecuencias a veces devastadoras. Para mejorar la seguridad en el transporte público, las cámaras a bordo con aplicaciones integradas que monitorean el comportamiento del conductor se han convertido en la norma.

Los sistemas de vigilancia móvil que están acoplados con acelerómetros pueden configurarse para registrar cada vez que se detecta un frenado brusco. Esto podría ayudar a determinar si el frenado se debe a una mala conducción o debido a la congestión del tráfico en la ruta. También hace que sea mucho más fácil, en la investigación posterior al accidente, identificar el video de interés dentro de la línea de tiempo registrada. Los investigadores pueden determinar rápidamente si las fallas fueron causadas por el comportamiento del conductor o circunstancias fuera de su control. Del mismo modo, una cámara incorporada con audio conectado podría comenzar a grabar cuando se presiona la bocina o un botón determinado, o incluso cuando se detectan voces elevadas, lo que ayuda a garantizar que haya tanto secuencias de video como grabaciones de audio de un incidente.

Lamentablemente, los reclamos de seguros fraudulentos están muy extendidos en la sociedad actual, con personas que simulan accidentes para obtener ganancias financieras. Las cámaras del vehículo externo se pueden utilizar para determinar el verdadero culpable detrás de un accidente y atribuir responsabilidad más allá de toda duda. Esto ayudaría a ahorrar dinero a las compañías de transporte, ayudando a proteger contra reclamos espurios.

Un beneficio adicional para las cámaras orientadas hacia el exterior es una ayuda para el conductor útil. Incluso para el conductor con más experiencia, los autobuses pueden ser difíciles de maniobrar e incluso más difíciles de ver correctamente al retroceder. Las cámaras de vehículos exteriores con pantallas en los tableros podrían funcionar como espejos digitales para ayudar al conductor a tener una mejor visión de hacia dónde se dirigen, mejorando la seguridad y, de nuevo, ahorrando dinero en mantenimiento y reparación de vehículos después de accidentes menores. Esta tecnología también se usa para acelerar el proceso de conectar vagones de tren entre sí.

El camino por delante para las cámaras a bordo

From starting out as simple video-capturing devices, onboard cameras have become essential for safety and security in transport. Newer and more powerful cameras are quicker to adapt to rapid light changes and captures even more details at a fraction of the storage space than they once could. Combined with smart analytics, new applications can even detect suspicious baggage or recognize suspicious persons.

We are at an exciting time in mobile surveillance. Current and future onboard cameras can be integrated with sophisticated technologies that take them far beyond their use in a security capacity, helping to provide data that improves both operational efficiency and customer experience. Already, we are seeing demand from train companies who want to utilize onboard video systems to automatically let commuters know where the emptiest carriages are before they get on a train.

As mobile onboard cameras connect with more and more devices over a network, their utility will increase dramatically. They will form some of the core components of tomorrow’s smart cities, operating with machine learning technology to provide a greatly improved service. Of course, with all of these opportunities come responsibilities. Cybersecurity will become ever more important in tomorrow’s world, as vast networks of connected devices must be uniformly secured to protect citizen privacy and business data.

With technology moving so quickly, it’s hard to predict all the functions that onboard network cameras will offer over the next 10 years. But, given progress over the last decade and growing demand, they are sure to form a key part of our connected future.

Fuente: AXIS

Deja un comentario